¿Por qué elegir césped artificial para pistas de pádel?

¿Por qué elegir césped artificial para pistas de pádel?

El pádel es un deporte que requiere de gran libertad de movimiento, por eso es fundamental que las pistas de pádel cuenten con la superficie adecuada. Hay diversos pavimentos que pueden usarse para este tipo de áreas deportivas, pero, el césped artificial es una de las más recomendadas.

El césped artificial ofrece diversas ventajas, como la facilidad de juego, algo que el césped natural puede no garantizar a continuación te presentaremos algunas de las razones para elegir el césped artificial para las pistas de pádel.

Estabilidad

Una de las principales reglas del pádel es que la pelota debe botar adecuadamente en el terreno de juego, de allí que la mayoría de campos de práctica sean de concreto. Sin embargo esto no es obstáculo para que las canchas sean abiertas y con césped, por eso para poder practicar el deporte correctamente el césped artificial es la mejor opción.

Y es que a diferencia del césped natural u otras alternativas, el césped sintético ofrece estabilidad en el terreno, permitiendo el adecuado bote de la pelota en todo momento.

Adaptabilidad

Uno de los problemas principales del césped natural es que las condiciones climáticas pueden afectar su correcta funcionalidad, absorbiendo humedad, causando inestabilidad en el terreno de juego. El césped artificial puede obviar todas estas condiciones, al adaptarse a cualquier condición climática sin cambiar en absoluto su dinámica, siendo ideal para el pádel.

En el caso de las pistas cerradas, el césped artificial puede ser removido en caso de remodelación, cambios técnicos u otros factores, representando un ahorro económico para los usuarios.

Menos abrasión

Como ya se mencionó, los atletas necesitan comodidad y libertad de movimiento cuando juegan pádel, algo que el césped artificial permite de manera correcta y sin limitaciones. Al reducir la abrasión, los deportistas no tendrán ninguna dificultad para realizar las maniobras que requieren la práctica del pádel como deporte.

No reduce la amortiguación

Uno de los principales miedos de los practicantes del pádel, sean aficionados o profesionales, son las caídas, el césped natural puede amortiguar adecuadamente las caídas y golpes.

No obstante, el césped artificial también puede hacerlo, en una superficie de césped sintético se pueden realizar saltos y todo tipo de maniobras, sin temor a sufrir lesiones graves, ya que, la superficie cuenta con amortiguación.

Fácil mantenimiento

Otra de las ventajas del césped artificial en las pistas de pádel y para cualquier otro deporte, como el fútbol, es que su mantenimiento es muy fácil, solo se requiere de pocas cantidades de agua y de cepillado. Esto permite que cualquier persona pueda realizarlo, sin necesidad de utilizar maquinaria especializada ni herramientas específicas para dicho trabajo.

Además la durabilidad del césped artificial es mayor, permitiendo al usuario poder disfrutar por mucho tiempo de la comodidad y practicidad del césped artificial en la cancha de pádel.

Finalmente la instalación del césped artificial es bastante rápida, es económica y no requiere de largos períodos de espera, además el ahorro de agua es significativo, al no necesitar regado, por eso no podíamos dejar de mencionar esta ventaja.

En top Garden podrás encontrar las mejores opciones de césped artificial deportivo.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp