Cómo puedes ahorrar con el césped artificial

Cómo puedes ahorrar con el césped artificial

El césped artificial no es solo estético y versátil, ya que, se adapta a cualquier rincón de casa. Sino que además permite ahorrar en muchos aspectos, desde agua hasta energía.

Sí, al decidir instalar césped artificial puedes ayudar a reducir el consumo energético, si no nos crees, sigue leyendo y te contaremos cómo puede lograr esto el césped sintético que tienes en casa.

Ahorro de agua gracias al césped artificial

Este es un aspecto que de seguro ya tienes muy en claro, al elegir césped artificial por encima del natural estarás ahorrando mucha agua, porque estos no requieren de un riego específico. De hecho, solo se usa el riego para cuidar el césped artificial en verano o simplemente para eliminar ciertos rastros de suciedad.

Una superficie de 170 metros de césped natural requerirá de unos 270 mil litros de agua anualmente para su cuidado. Todo esto se evita cuando se elige el césped artificial, imagina cuánta agua ahorras en unos 15 años que es el promedio de vida útil del césped sintético.

El césped artificial también ayuda a disminuir el consumo energético

Si se instala césped natural en casa o en cualquier otro espacio se requerirá de un riego continuo, al menos en climas como el de España, esto para mantener una superficie siempre verde. Quienes desean evitar invertir demasiado tiempo al regar el césped, instalan sistemas de riego automatizado, que ayudan a consumir más energía eléctrica y agua por supuesto.

Esto no es necesario con el césped sintético, además, también se evita tener que usar cortadores de césped que pueden ser eléctricos y que terminan por aumentar la factura eléctrica.

Ahorro de tiempo

Considerando que el mantenimiento del césped artificial es simple, que no se debe invertir tiempo en corte, regado y más. No solo disminuyes tu factura energética y del servicio de agua, sino que también contarás con más tiempo libre, ya que, en solo unos minutos puedes dejar el césped artificial en perfecto estado.

El césped artificial es ecológico

Y como plus es importante acotar que al decidirse por el césped artificial para jardines verticales, balcones, terrazas o cualquier otro espacio, se está contribuyendo al cuidado del medio ambiente. Y es que el césped artificial es ecológico, porque no requiere de productos químicos, ni uso de agua excesiva, e incluso puede ser reciclado.

Todo esto disminuye la huella en el medio ambiente, como verás, el césped artificial te ayuda a ahorrar en diversos aspectos, una razón más para decantarte por ese material.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp